2 3 4 5

Luego de casi dos años de implementación del proyecto Esto es otra vuelta, que tiene como objetivo beneficiar los procesos de reintegración a la sociedad de adolescentes y jóvenes que han estado en conflicto con la ley, procurando su regreso a la sociedad lejos del delito luego de estar privados de la libertad, el pasado 14 de junio tuvo lugar el evento de graduación de los y las participantes que hicieron parte de los proceso de formación en mecánica, ensamblaje y reparación de bicicletas con enfoque restaurativo. Esta capacitación tuvo como objetivo brindar una capacitación en oficios para cerca de 25 jóvenes y adolescentes que cumplen su sanción en los Centros de Atención Especializada Bosconia y Hogar Femenino – La Esmeralda, en Bogotá.

 Esta certificación fue otorgada por la empresa Mejor en Bici y Tdh, para reconocer a los y las 25 participantes de Esto es otra vuelta, quienes asistieron a todas las capacitaciones que conforman el curso  “Dr. Bici”. Esta capacitación consta de 16 talleres en los que los y las participantes no solo conocieron de mecánica de bicicletas sino que también lograron desarrollar habilidades como la empatía, al responsabilización por el daño causado, el reconocimiento de sus derechos y los de los demás, entre otras, desde el enfoque de la justicia restaurativa que desarrollo Tdh. Este último enfoque logró abrir espacios de diálogo y confianza entre  los y las participantes para que lograran reconocerse como personas que se encuentran en desarrollo y contribuyeron a la proyección de sus planes de vida para el futuro, lejos del delito. Con relación a estas capacitaciones y al evento de graduación, Beatriz García, jefe de oficina en Colombia de Tdh, añadió: “Tdh Lausanne ha querido sumarse al proceso de atención y de acompañamiento para estos y estas jóvenes, y ha buscado ofrecer una orientación que permita brindar acceso a diferentes alternativas buscando garantizar su reintegración y con esto, materializar y hacer real los planes de vida de cada uno de los y las participantes”.

  El proyecto “Esto es otra vuelta” se desarrolla desde el año 2017 y busca fortalecer los procesos de reintegración que viven los y las jóvenes en conflicto con la ley, por medio de la implementación de talleres que contribuyan a la preparación para la libertad y el seguimiento en el posegreso, a través del acompañamiento durante sus procesos en el retorno a la comunidad. A propósito de esta iniciativa, Milena Herrera, jefe del proyecto de Justicia Juvenil Restaurativa, añadió:  “…dos aspectos muy valiosos en el proyecto son su nombre y logo, que representan la libertad, el volar alto y que otras vueltas en la vida son posibles, que nuevas oportunidades pueden permitir dar rumbos distintos a la vida y que fueron ante todo diseñados y propuestos por los y las jóvenes”.

 Durante este evento de graduación, se reconocieron el esfuerzo y el compromiso por parte de los participantes, en el que también fueron acompañados por sus familias, por las instituciones aliadas que apoyan esta iniciativa y que vinculan entre otras, al IDIPRON, Mejor en Bici, Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos, Instituto Psicoeducativo y Psicoterapéutico de Colombia – Ipsicol, y demás instituciones que pertenecen al Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes. Durante la jornada, cerca de 80 personas se reunieron para acompañar a estos y estas adolescentes y jóvenes con el objetivo de respaldar a los y las participantes, reafirmando el compromiso de la comunidad  para apoyar a estos y estas jóvenes en su proceso de retoma de sus  proyectos de vida.

 Al finalizar el acto de entrega de diplomas, los asistentes compartieron de una cena y un brindis como parte de este logro, que para muchos y muchas de los y las jóvenes, fue el primer reconocimiento formativo que han recibido en sus vidas. Para Pedro Gonzalez* joven participante de Esto es otra vuelta, su participación en esta iniciativa ha significado un cambio y un apoyo en su proceso de reintegración a la sociedad luego de salir en libertad y afirmó: “… con este curso aprendí a saber trabajar en equipo con mis compañeros, a ser solidarios, a tener igualdad sobre la opinión de los demás, a ser más responsable en el trabajo… me enseñaron a tener más disciplina que es lo que más se trabaja en el taller, a ser más organizado… el equipo de trabajo me sacó muchas alegrías”. Al finalizar este acto de graduación, cada uno de los y las jóvenes recibieron un saco marcado con el logo del proyecto (diseñado por ellos mismos), un kit de herramientas de despichado de neumáticos, una agenda reciclable y otros instrumentos que los impulsarán a continuar con su proceso de reintegración.