2 3 4 5

En el marco de la visita del jefe de la delegación Multipaís a Ecuador, Daniel Calzada, colaboradores de Tdh en este país llegaron a los Centros de Adolescentes Infractores (CAI) femenino, ubicado en la comunidad de Conocoto en Quito y a la de la Unidad Zonal de Desarrollo Integral de Adolescentes Infractores No. 9 en la misma ciudad. Esta visita buscó identificar oportunidades de capacitación para los equipos técnicos de estos centros, para que fortalezcan sus conocimientos y habilidades respecto al enfoque restaurativo y a los derechos de los adolescentes que cumplen su sanción.

Esta visita contó con la presencia de Mariela Cabadiana, Directora de medidas no privativas de la libertad en el UZDI 9, el equipo técnico del mismo centro y su líder, Gladys Montero. De igual manera y durante la visita del Centro de Adolescentes Infractores en Conocoto, la visita fue dirigida por Silvia Jiménez, coordinadora del centro y su equipo técnico psicológico. Por parte del equipo de Tdh, los colaboradores asistentes a esta visita fueron Daniel Calzada, jefe de Delegación Multipaís, Verónica Polit, coordinadora del proyecto en Justicia juvenil Restaurativa en Ecuador y Pablo Coloma, responsable de formación del mismo proyecto.

Las jornadas de visita, tuvieron lugar los pasados 27 y 28 de marzo en el UZDI 9 y en el CAI Conocoto respectivamente, e incluyeron recorridos por los centros, reuniones con los líderes de las instituciones, con los equipos psicosociales, conocer las actividades que desarrollan estos operadores para dar cumplimiento a las medidas socioeducativas no privativas de la libertad y la nueva asignación de un espacio para el desarrollo de talleres en los que los y las adolescentes y jóvenes pueden participar. Asimismo y durante esta visita, se abordó el tema del aumento de las remisiones fiscales (medidas de desjudicialización que permiten terminar los procesos penales de forma anticipada, beneficiando así a los adolescentes en conflicto con la ley), el elevado número de casos relacionados con delitos sexuales, así como de las iniciativas que se están adelantando en estas instituciones como el proyecto “Mijines”, para establecer una directa interacción entre pares, incluyendo a estudiantes de la universidad; y el proyecto “Pégale 1000”, mediante el cual se apoya a los adolescentes que están próximos a rendir el examen “Ser bachiller”, para que puedan optar por carreras universitarias en instituciones públicas.

Durante las visitas también se logró dialogar sobre las falencias a nivel institucional que existen en el país para tratar casos de adicción a sustancias en adolescentes, las posibles alternativas que existen para abordar esta problemática y sus modelos de trabajo. Las visitas fueron realizadas en el marco del trabajo que Tdh adelanta en este país y que busca entre otras, la capacitación de funcionarios que operan en centros de adolescentes infractores que para estos dos casos, tienen una acogida de 64 adolescentes en medidas socioeducativas no privativas de la libertad para el caso de la UZDI9  y de 18 adolescentes mujeres cumpliendo medidas socioeducativas privativas de la libertad para el caso del CAI.